Las pensiones. Siempre es un problema que preocupa muchísimo.

Las pensiones. Siempre es un problema que preocupa muchísimo.

Ahora mismo hay dos noticias que podrían pasar desapercibidas al producirse en pleno verano pero no dejan de ser preocupantes:

  • El Bundesbank recomienda elevar la edad de jubilación a los 69 años.
  • El sistema de capitalización chileno chirría.

Todo lo referente a las pensiones nos alarma enormemente porque no suelen ser buenas noticias. Hace ya meses oímos que Suecia estudia aumentar la edad de jubilación, es preocupante, pero mucho más cuando el principal país de Europa lo plantea. En este caso Alemania está estudiando ampliar la edad de jubilación a los 69 años. Facilitamos el vínculo de esta noticia por si quieres leer más:

http://www.expansion.com/economia/2016/08/15/57b1a835e5fdea55138b4679.html

Simultáneamente leemos que en Chile, modelo expuesto como de los mejores para garantizar la pensión debido a su sistema de capitalización también chirria. También en este caso facilitamos un enlace por si quieres leer la noticia con mayor detenimiento:

http://www.elespanol.com/economia/macroeconomia/20160802/144865519_13.html

pero no podemos rehusar a entresacar dos párrafos que consideramos interesantísimos:jubilados--644x362-3

Un sistema de capitalización es capaz de resistir mejor el invierno demográfico de las sociedades ricas porque no depende de las cotizaciones de los demás, sino del ahorro personal. Por lo tanto no se trata de un apunte contable como el de la Seguridad Social -que al mismo tiempo que ingresa las cotizaciones las gasta en las pensiones de otros-, sino de dinero efectivamente depositado en una cuenta personal. Es un modelo plenamente contributivo. Suecia, con su sistema de cuentas nocionales, se ha aproximado a él y corregido su fórmula de solidaridad intergeneracional.

El sistema español de reparto esté amenazado por la demografía, la incertidumbre fiscal, el déficit, la mala gestión que supone incluir la financiación de otras prestaciones y el fraude laboral, no hay peor amenaza que la que hoy se cierne sobre el sistema chileno: la demagogia.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *